Islandia ofrece una gran diversidad de excursiones. Algunas cubren gran parte del país y otras una región determinada. El país ofrece viajes tradicionales y otros muy distintos a los que haya podido realizar en cualquier otra parte. Hay excursiones para los amantes de la naturaleza con paisajes impresionantes, campos de lava reciente, rugientes cascadas y majestuosos glaciares.

También hay excursiones de un día organizadas y excursiones de fines de semana y festivos durante todo el año con las asociaciones de turismo islandesas, donde el énfasis es hacer senderismo. El viaje hacia las regiones inhabitadas del interior sólo puede hacerse durante los meses de julio y agosto, a excepción de algunos viajes organizados en invierno (véase el capítulo sobre apertura de carreteras). Las excursiones de invierno en Islandia son inolvidables: esquí para principiantes y para expertos, excursiones a glaciares en autonieve o motonieve, y pesca en el hielo.